Pibank, un concepto de banca diferente

#
#
Pibank, un concepto de banco diferente
La hiperaceleración de las rutinas digitales y la movilización del ciudadano ante los desequilibrios sociales y medioambientales han aflorado un perfil de cliente cada vez más informado y consciente. Se perfecciona nuestro radar para captar la veracidad de la comunicación. No tenemos la misma paciencia que antes cuando sentimos que se ha jugado con nuestras expectativas. Por ello es importante que la comunicación e imagen de marca vaya en paralelo a la imagen en los puntos de venta físicos.
4.6/5

Las entidades financieras cada vez se dan más cuenta de esta premisa y se suman a la moda de las flagship. Hay sectores donde la oficina se convierte en la carta de presentación de la empresa y los bancos son un claro ejemplo. En el marco de la renovación, los bancos no renuncian al espacio físico aunque sí lo adaptan a los nuevos tiempos, reduciendo el número de sus oficinas y abriendo megasucursales con espacios “coworking”.

Santander, BBVA, CaixaBank, ING, Sabadell, Bankia, Bankinter o Banca March, entre otras, han dado una vuelta de tuerca al concepto tradicional de tiendas con la apertura de oficinas que incluyen espacios de cafetería, salas de reuniones y eventos. Espacios interactivos, tecnológicos y modernos que facilitan la conexión con los clientes y se adaptan a sus necesidades. Innovando de esta manera, no solo sus sucursales si no toda su imagen de marca. Siendo esta última más cercana, clara y centrada en el usuario.

Uno de los bancos que no ha dudado en sumarse a esta tendencia es Pibank. Un banco directo del Grupo Pichincha 100% digital pero con servicio de asesoramiento personal. Cuenta con cinco oficinas a lo largo de todo el territorio nacional en ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Bilbao.

Pibank aterrizó hace unos años en nuestro país con una discreta presencia en las calles. Sin embargo, en el último periodo, ha estado trabajando en un proceso de posicionamiento y branding. Su objetivo es destacar frente a los cientos de bancos que cuentan con los mismos servicios siendo rompedores. Para ello la agencia Darwin Social Noise puso en marcha la campaña “mejor más fácil”. Se trata de la esencia de la empresa, un mensaje que quieren transmitir tanto en su operativa bancaria como en su comunicación. Al ser una operativa 100% digital el gran reto de la campaña fue comunicar que los trámites sencillos y rápidos te aportan un beneficio claro: el tiempo que te ahorras se lo dedicas a los tuyos.  Un banco donde el cliente no espera porque siempre hay una persona de PIBANK para recibirle. Un banco donde no hay mesas de trabajo, ni ordenadores, sino sofás y tablets. Sus oficinas reflejan su filosofía de hacer “las cosas fáciles”. Haciendo así una clara referencia a la familiaridad y cercanía.
Esta campaña se acompañó de cambios drásticos en sus sucursales. Social Noise y Crepes&Texas fueron los encargados, trabajaron en común para hacer posible un nuevo concepto. Se llevaron a cabo varias acciones, una de ellas fue el rediseño de los escaparates e interiores.  

Las oficinas actuales se caracterizan por un diseño que facilita la comunicación “Oficinas de nueva generación, sin papel, sin efectivo y sin operativa bancaria”. Son un punto de encuentro entre el cliente y los consultores. Un espacio acogedor en el que puedes sentarte con comodidad en un sillón si quieres cercanía, alrededor de una mesa funcional si tienes prisa o en un pequeño espacio íntimo si prefieres privacidad.

Oficinas espectaculares que combinan el amarillo y el azul con espacios abiertos y acogedores. Todos los elementos están pensados y distribuidos de manera estratégica, desde un paragüero de diseño hasta un piano que se “toca solo”. La decoración del interior comprende desde azulejos con colores llamativos, estructuras que separan espacios, vinilos impresos en las paredes con frases y dibujos impactantes, suelos vinílicos con diferentes formas, sofás y mesas combinados con los colores de la marca, una iluminación en puntos estratégicos… un sinfín de detalles que aportan solidez al proyecto.

Como una nueva forma de reclamo, otra de las acciones llevada a cabo es la modificación de los escaparates. Creados con diferentes figuras en cartón de colores claros, que destacan ante una trasera de azulejos amarillos. El valor diferencial de los escaparates es sin duda la integración de tecnología. Cada escaparate se activaba mediante un sensor capacitivo, dando la posibilidad a los viandantes de que sean ellos mismos lo que activen el movimiento de las figuras. Gracias a la robótica y a la tecnología touch, cada una de las historias cobran vida en estos escaparates.

Pibank quiere que sus clientes respiren sus valores al entrar en sus sucursales. Sin duda con esta renovación de imagen, sobre todo la de sus oficinas, han conseguido eliminar las barreras de la banca tradicional, creando una inigualable conexión banco-cliente.

También te puede interesar

Plásticos reciclados, un material con mucho futuro

Plásticos reciclados, un material con mucho...

La innovación en nuevos materiales nos ha traído los plásticos reciclados, en sus diferentes versiones, dándonos…
¿A qué huele tu marca?

¿A qué huele tu marca?

Una de las tendencias más desarrolladas en los últimos años dentro del neuromarketing es el marketing…
Entrevista a Cristina Núñez

Entrevista a Cristina Núñez

“Actualmente hay que diseñar las tiendas y los espacios de forma que sean instagrameables”.

Suscríbete a nuestro Blog

Suscríbete para estar siempre en contacto con nosotros y recibir los artículos más interesantes del sector

  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden