La solución definitiva para lograr un escaparate impactante

#
#
La solución definitiva para lograr un escaparate impactante

La exposición del consumidor a grandes cantidades de estímulos visuales ha generado en él inmunidad a las estrategias publicitarias tradicionales. La dificultad de captar la atención de nuestros potenciales clientes ha aumentado. Sin embargo, gracias al conocimiento de los consumidores, los negocios pueden desarrollar el atractivo de sus espacios comerciales a través de los estímulos sensoriales, en definitiva debemos reinventarnos.

4.3/5

El escaparate es un reclamo, una oportunidad para darnos a conocer como marca y exponer lo que ofrecemos como contrapunto a nuestra competencia. Por ello, es fundamental que conozcas las claves de un buen diseño de escaparate:

Una imagen dice más que mil palabras

Esta recurrente frase se ha abierto paso para explicar el porqué del triunfo del diseño exterior en el punto de venta. El escaparate tiene la función de reflejar la imagen corporativa del negocio a la vez que seduce al consumidor, es un intermediario entre la marca y el cliente. Si la información no llega al transeúnte, este no se interesará por nuestros productos.

Puesto que la fachada es el primer impacto visual que percibe el viandante, la importancia del escaparatismo es absoluta. Nuestro negocio dispone tan solo de unos segundos para lograr que considere entrar al establecimiento.

Para evitar que nuestro cliente potencial pase de largo, debemos ser claros y concisos. Nuestro principal interés es atraer al comprador; por ello, hemos de tener claro quién es nuestro target y cómo dirigirnos a él.

escaparate de tienda de moda Chanel
Escaparatismo para Chanel Barcelona by INSTORE

El branding retail

Concretamente, a la altura de los ojos.

No es casualidad que el rótulo se sitúe en la parte alta de la fachada; al ser la que cuenta con menor visibilidad, es lo último en lo que el transeúnte se fija y por ello donde se instala la cartelería y señalización informativa.

En contraposición, los productos y elementos decorativos se sitúan a la altura del rostro, dotándolos de un mayor impacto visual. Localizar un punto de interés nos ayudará a generar una composición interesante alrededor del mismo.H2: Decoración y producto no son antónimos son aliados.

Una admirable escenografía es la manera infalible de atraer la atención y sacarle partido al Visual Merchandising. Una exhibición adecuada en el escaparate lo hará suficientemente llamativo para que los potenciales compradores se detengan, sin llegar a ser demasiado complejo o recargado. Por dicha razón, la primera impresión es esencial, y el triunfo de esta recae sobre la decoración del escaparate.

Fabricación de vitrinas y expositores en punto de venta de la tienda de joyería Rabat
“The hidden ballet of Nature”, Rabat Madrid.

Pero, ¿qué es exactamente la decoración? ¿es aquello que adorna nuestros productos? Craso error. El interiorismo comercial va más allá de disponer tus productos en una vitrina; tus artículos han de integrarse en el escenario, mimetizarse con él, y aun así, conseguir mantener su protagonismo. Los escaparates son espacios creativos y dinámicos que te permiten explorar nuevas formas de exposición de productos.

Algo fundamental cuando piensas en la decoración de un escaparate es la iluminación. Un escaparate con una iluminación sin criterio pasará inadvertido por muy original que sea. Generar contraste entre luz y sombra nos permite remarcar los contornos de la decoración, dotar de volumen a nuestros productos e intensificar las sensaciones. Nuestra intención no es alumbrar el espacio sino producir un ambiente acorde al escenario que hemos propuesto.

Innova con expositores creativos

La creatividad consiste en reinventarse, en encontrar una solución alternativa a un problema ya resuelto. Colocar el producto en un mueble expositor parece ser precisamente de esas tareas que ya tienen asignadas una propuesta y que salta a la vista. ¿Qué pasaría si le diéramos la vuelta al concepto de exhibición de producto? Hermès Spain lo hizo en el proyecto de escaparatismo Savanna, unos escaparates creativos, espectaculares y que no dejaban indiferente a nadie.
Reproducir video acerca de Instalación de traseras por capas y en madera y animales 3D en escaparates boutiques Hermès

Convierte tu escaparate en una experiencia

Dotar de movimiento e interactividad a tu escaparate es una técnica infalible para que el diseño exterior de tu negocio tenga éxito. Las experiencias sensoriales calan en nuestra memoria mejor que cualquier otro estímulo y resultan ser una buena estrategia para promocionar nuestro negocio.


 

Si bien los escaparates tecnológicos son muy caros, existen alternativas asequibles que no debemos olvidar. Como puede ser la cartelería digital y las pantallas led, tienen un gran valor comunicativo entre la marca y el cliente y junto a una elaborada estrategia de marketing, harán que tus clientes puedan disfrutar de experiencias interactivas interesantes para ambas partes.

 

Grandes marcas como Calvin Klein, Stella McCartney o Armani las utilizan en sus puntos de venta, consiguiendo mostrar sus últimas colecciones a la vez que generan escaparates e interiores de tienda en sintonía con su imagen de marca.

Pantalla digital con estructura de metal para contenido digital en la tienda de Stella McCartney
Tecnología aplicada al retail digital retail store boutique armani

También te puede interesar

Entrevista a Judith Francisco

Entrevista a Judith Francisco

“Poco a poco se está poniendo a las personas en el centro de las decisiones del…
El producto en el punto de venta

El producto en el punto de...

La exposición de productos en el punto de venta es esencial para todas las empresas y…
Visual Merchandising y el producto en el punto de venta

Visual Merchandising y el producto en...

Diseñar una estrategia de colocación del producto en tu tienda física es fundamental. Una estrategia de…

Suscríbete a nuestro Blog

Suscríbete para estar siempre en contacto con nosotros y recibir los artículos más interesantes del sector

  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden