Bárbara Fraguas nos desvela los secretos para conectar con el consumidor en un evento

La comunicación de marca es algo más que branding. Es la historia que hay además de la empresa y sus productos materiales. Es una narrativa que debe llegar al cliente para crear fidelidad y tener una buena reputación. 

Diseñar una buena estrategia de comunicación con un objetivo claro es también esencial en el sector de los eventos. Ponernos en la piel del consumidor, averiguar sus necesidades reales y hablarle con sinceridad, es la base para organizar un evento de éxito. 

Hoy hablamos con Bárbara Fraguas, fundadora de El Baúl de las Piqué, que nos desvela cuáles son las claves para conseguir una buena comunicación con el cliente por medio de los eventos.

#
#
Entrevista con Bárbara Fraguas

¿Cómo habéis vivido la pandemia en El Baúl de las Piqué?

B.F.: Durante la pandemia renunciamos a muchos proyectos digitales, ya que para nosotros lo más importante de este proceso es poner en valor a las personas. 

Lo que hicimos para sobrellevar la pandemia fue entender el contexto en el que nos encontramos y trabajar muchísimo en generar contenido para nuestras propias redes sociales. Creamos en Instagram nuevas secciones como “Charlas de patio” dedicada a entrevistas y “Tutorial para torpes” de tips de belleza sencillos y de bienestar. Con ello conseguimos mejorar nuestro engagement y posicionamiento en redes. De esta manera descubrimos, una vez más, que entendiendo a tu público y creando contenido de calidad que les interese, puedes conseguir multiplicar tu tráfico de manera orgánica.

Desde tu experiencia personal ¿Cuáles son las claves para que un evento salga bien y cumpla con todos los objetivos propuestos?

B.F.: Lo prioritario es no olvidarte de las personas. El evento es una experiencia cualitativa no cuantitativa. Si quieres resultados con un retorno muy alto, lo mejor es que optes por otro tipo de campaña como la publicidad online. Sin embargo, si quieres mejorar el posicionamiento de tu marca e impulsar el conocido efecto “boca-oreja”, solo se consigue organizando un evento en el que pongas a la persona en el centro de la acción. Yo siempre pienso en QUIÉN va a venir a mi evento, teniendo claro que es una persona, no un número ni un porcentaje. Conocer qué les inquieta, qué les emociona, qué les mueve… En definitiva, ponernos en sus zapatos. Crear un contexto en el que la experiencia cualitativa gire en torno a las personas.  

Otra clave importante que siempre les recuerdo a mis alumnos de la universidad es invertir en la parte gastronómica. En la cultura española se le da mucha importancia a la comida. Por ello, algo imprescindible en un evento es contratar un catering de calidad para los invitados. 

La tercera clave, y la más importante de todas, es que mi equipo y yo nos lo pasemos bien diseñando y ejecutando el evento.

De todos los eventos que ha organizado tu agencia, ¿Cuál supuso un mayor reto y por qué?

B.F.: Todos los eventos que organizamos son un reto. Pero me gusta mucho recordar uno de mis primeros eventos para la marca Givenchy, fue un aprendizaje maravilloso y decisivo. 

Fue un evento en Barcelona, en una nave industrial. En plena gota fría, diluviando, a una hora y media de comenzar el evento, de pronto se abre un agujero en el techo y nos inunda todo el local.

evento-givenchy-metro-comunicacion-visual

En ese momento sucedió algo esencial: el cliente confió en la capacidad de El Baúl para resolver y esto nos permitió trabajar con libertad y sin presión.

Salimos a la calle, pedimos ayuda a gente que pasaba por allí, compramos mantas y toallas y, entre todos, conseguimos achicar todo el agua.  Finalmente y gracias a una App metereológica, siguiendo la trayectoria de la DANA, tomamos la decisión de seguir adelante puesto que, la tormenta, ya había cambiado de rumbo.

El evento de Givenchy fue un éxito. A día de hoy, seis años después, tanto el Equipo de Formación de Givenchy como mi equipo y yo, seguimos riéndonos de ese “parto”. El gran aprendizaje que nos brindó ese día es que mantener la calma en los momentos complicados es una de las claves más importantes, no solo para ejecutar un buen evento, sino como filosofía de vida. 

La decoración en un evento es un aspecto que va cobrando cada día más relevancia y que nos ayuda a transmitir los objetivos y las ideas del mismo. ¿Cómo crees que la decoración puede influir en un evento?

B.F.: La decoración de un evento es algo primordial, se trata de uno de los aspectos que más influye en el éxito del mismo. Tanto si es una decoración excesiva como pobre. La decoración de un evento es tu seña de identidad, tu carta de presentación. Es una declaración de intenciones en toda regla: logras contar la historia, transmitir el “porqué” del evento. La decoración debe estar asociada a la marca que representas, con el código y posicionamiento del cliente. 

El sector de los eventos está en constante evolución, lo que ayer estaba de moda hoy ya no lo está. ¿Qué tendencias dirías que están triunfando actualmente y resultan más espectaculares?

B.F.: Nos encontramos en un momento de honestidad y transparencia, donde las marcas están buscando hablar con el usuario desde una perspectiva de tú a tú. Hemos dejado atrás el lenguaje aspiracional. Hemos dejado de tener un código de comunicación que viene de los años 80 y 90 con el que queríamos evadir a nuestro cliente de la realidad con entretenimiento. Actualmente, la comunicación se está transformando, el cliente debe asumir su realidad y yo, como empresa, le doy las herramientas para mejorar esa realidad. 

Esto mismo está pasando también en las redes sociales. Hasta el momento, el contenido que publican los influencers se encuentra muy alejado de la realidad. En mi opinión, esto va a cambiar en un corto plazo. La burbuja de lo fake ha estallado. A partir de ahora los influencers van a ser mucho más cercanos y reales con sus seguidores. 

Esta tendencia también se declina en los eventos. Años atrás, al organizar un evento espectacular y asombroso, se esperaba el efecto “Wow” del invitado. Por el contrario, actualmente se busca impactar a los invitados con experiencias que generen emociones.

Sobre El Baúl de las Piqué

En El Baúl de las Piqué nos gusta bautizarnos como un atelier creativo. Somos contadores de historias, ya sea para la disciplina de eventos presenciales como de publicidad online. Nos gusta generar un contenido que tenga un hilo argumental en torno a lo que creamos, nuestros procesos creativos comienzan poniéndonos en los zapatos del consumidor y de esta manera hacer todo un recorrido que nos permite identificar las verdaderas necesidades del cliente. 

Yo soy Bárbara Fraguas, publicista y fundadora de El Baúl de las Piqué. La agencia surgió de la necesidad de crear un espacio en el que pudiera compaginar mi vida personal con el trabajo. Para mí, uno de los retos ha sido no tener que renunciar a vivir en familia. El tiempo y la gran acogida que ha tenido el Baúl me ha demostrado que luchar por lo que uno quiere, no solo puede ser un éxito, si no que además te puede hacer muy feliz. 

También te puede interesar

Entrevista con Jesús Tenorio

Entrevista con Jesús Tenorio

“Estar dentro de una historia, vivirla y creértela se consigue a través de muchos factores, y…
5 elementos decorativos que marcan la diferencia en un evento

5 elementos decorativos que marcan la...

La decoración de un evento tiene un impacto directo en el interés y el ánimo de…
Entrevista con Carlos Girón

Entrevista con Carlos Girón

Hoy en día la comunicación gráfica ocupa nuestra vida, la podemos encontrar en muchas situaciones para…

Suscríbete a nuestro Blog

Suscríbete para estar siempre en contacto con nosotros y recibir los artículos más interesantes del sector

  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden